16.10.11



De mi cuerpo se desprende la blusa,
semidesnuda estoy...
alzo mis brazos, que hacia tí se extienden,
te detienes en mi cintura,
me rodeas con caricias inquietantes
exploras el resto de mi cuerpo
avanzando suavemente
por todos mis lugares...

Con la ropa ya a mis piés
que increible independencia siento...
ya no me queda vacilación
sólo serenidad y atrevimiento.
Mis ojos en tus ojos fijo,
tu cuerpo me arropa insistente
nuestro contacto ¡que regocijo!
y las suaves friciones...más insistentes...

Aproxíma te más, encadénate a mí...
dame un beso total, rodea mi cuerpo
y éste ímpetu, el sudor,y el murmullo
dirán que nos poseemos mutuamente..