6.4.12

Dejame apoyarme en tus brazos,
dejame cubrir mis lágrimas con tu pecho,
dejame ser libre esta vez,
y volar por tus pensamientos,
ensuciandome de penas y alegrias,
de llantos y sonrisas.
Dejame cubrirme de dulzura,
que tu sonrisa llene mi alma,
que tus ojos iluminen mi caminar.
Dejame aprender a sobrevivir,
dejame ver aunque me quite la vista la vida.
Dejame morir en tus brazos,
y resucitar en tus labios.