7.7.12

Te invento despierta cada día en la lluvia que provoca tu piel con mi piel.
En la orilla de mis sueños te venero cuando cruzo la puerta de tu cuerpo.
A dos centímetros de la carta de tu boca me enredo en tu mismo cielo.
Mis manos cobran vida y te tocan temblorosas, resbalando en tu dulce aroma.
Oscilante delirio que me mece en el péndulo del lenguaje del deseo.
Saboreando con ansias la marea desbocada de tus besos.
Ardiente desnudez provocada por la leña de tu fuego.
Y te dejo un sitio en mi pecho, en mi vida, en mi costado…
Suspirando caricias de terciopelo, desatando nudos de pasiones rojas.
Atrapada en las líneas de tus manos me moldeas entre surcos de placer.
Y desnuda de ti, me entrego para vestirme de pecado…