12.3.16

Mi mirada te asecha,

Mi mirada te asecha, te acorrala, recorre con prisa las visibles ondas del deseo. Mi piel se derrite al calor de tus manos la hoguera arde y no existe leñado, un volcán erupción, encendiendo las primeras llamas de la pasión. Me besas y empiezo a fundir el frió calor de tu cuerpo sigo jugando con tus labios extendiendo tu así tus besos; Te espero en la puerta y te saludo; No soy una ilusión soy ahora tu deseo, tu sed, tu hambre, reclamas mi desnudez del despertar nublado de mi belleza. Mientras puedo sentir como el iris de tus ojos montan guardia en mi cuerpo, brillan radiantes como un diamante, traspasando como taladro mi pureza, tus manos recorren la línea ondulada de mi espalda. Susurras con vigor que me eh convertido en tu única adoración, tu mi musa, tu mi deseo, tu mi inspiración, eres tu mi pasión.