17.4.11


No conozco tú olor ni tu sabor.
Te veo, te comtemplo así disfrutando de mí,y yo gozo de tí.
Te miro, te observo, te huelo... y mi sexo huele a tí.
La distancia no es problema cuando se desea así, basta verte, leerte
con eso me es suficiente, mi sexo late me pide más, quiere gozar más
que su dueña, porque aunque yo no me entregué, el por libre se ha ido
en busca de tu latido, de tu miembro tan viril, desea tenerte dentro,
sentirte que lo rocíes con tú semen que lo bañes, que lo inundes, que
lo cures. Deseo que duele, que quema de esta pasión. Deseas que sea tu
reina y junto a mi reinar, tener un monton de siervos para
.

jugar. Me dices: busca doncellas para que te puedan servir, que te
coman y te besen y a las que yo pueda penetrar. Fantasías que deseo,
pero no puedo cumplir. En la distancia hablamos y sé que no puede ser,
no puedo osar a estar contigo nunca, pues entonces me convertiria
irremediablemente en tu puta. Me dices: eres grande señora, pero me
postro ante tí, consigues que me envenene de tus locuras sin fin.
Esta noche mi sexo huele, huele a deseos de ti, ojalá pudiera olerte y
tu también a mí.





~~Venus~~