23.9.11




Cuando yo te amo, todos mis sentidos te buscan donde estés.
aún si no pensaras en mi en el mismo instante, o quizá después,
en el murmullo del viento, todas mis palabras te buscan a la vez.

Cuando yo te amo, en este abrazo íntimo, todos mis instantes son para contigo,
y en el desenfreno, de los besos furtivos, todos tus espacios se llenan conmigo.

Cuando yo te amo, tu historia pasada quedó perdida en las cenizas de Pompeya.
Después de ti, solo estarás tú, total y pleno, escribiendo a trazos nuestra epopeya.

Cuando yo te amo, quizá no comprendas todo tu espacio en mis emociones,
quizá no comprendas, lo que está en mis sueños, o el porqué de mis reacciones,
o quizá comprendes y en ellas ves reflejos de lo que sientes cuando tu me amas,
cuando nos miramos, y nos abrazamos y cuando entre mis besos eres tea en llamas.

Cuando yo te amo, eres experiencia, única en mi boca, tambien en la tuya,
en mis besos y en los tuyos, en mis brazos y en los tuyos, en tus muslos y mis manos,
en mi sexo y en el tuyo.

Cuando yo te amo, cuando yo te sueño, hacemos el amor siempre diferente,
no importa lo que pasa, te entregas entero y me recibes entera, completa e indecente.

Cuando yo te amo, suena el susurro cálido de todo lo que antes parecía tan complejo. También palabras sucias, entrecortadas, los jadeos...
Cuando yo te amo, cuando yo te quiero, cuando te deseo... sólo somos dos, en una pléyade.