9.11.11


Una noche fue placentera, solo una para conocer de que estabas hecho...
de pasión y de fuego, nunca imagine que en ese hombre serio, se guardaran tantas pasiones,
me hiciste subir al cielo, me llenaste de caricias atrevidas, conocí un firmamento plagado de luces, ensordecedores murmullos.....
Aun tengo en mi piel tu aroma, tu pasión...
Recorriste todo mi andar, con tu lengua húmeda y tu saliba de miel,
me diste dicha donde solo tu descubriste, que la había,
te confesé con delicia, lo que ansiaba de ti, y tu me lo cumpliste....
Contemplarte desnudo desde tus ojos hasta tu alma,
fue mágico, fue espectacular......
Acariciar tu hombría que entre mis manos crecía, manifestando tu deseo,
bebermelo entre esencias de gemidos y suspiros....
Solo una noche....
que quizás no vuelva a repetirse.....