26.2.12


Tu alma en mi cuerpo... Yo he sentido en mis labios el calor de los tuyos pero también los besos de tu alma. Y recuerdo como mi alma bajaba por tu espalda desnuda... ¿La notaste, cielo? ¿A que con eso no contábamos? Tu alma enredada en mis pecho... La mía serpenteando en tus piernas...

Alma con alma, cuerpo con cuerpo, cuerpo con alma...