28.3.12

No quiero callar mi deseo de que llegues cada noche y despierta o en sueños me abras despiadado las piernas y entres apoderándote de lo que es tan tuyo y me arranques gritos de dolor y placer al penetrarme mil veces...
No quiero esconder la lujuria intensa que me inunda deseándote a toda hora, con el aroma a hembra desesperada por tu verga que tiene el sabor a mil vergas cuando degustas mi concha tan donada, tan destinada a tí...
Al despertar cada mañana quiero susurrarle a tu piel con caricias de mis dedos embebidos, lo desbordada que estoy de mi dulce miel y decirte "huéleme mi amor, endulcémosno con mi masturbación..."
Y en el silencio de otra noche que cae, puedes oir el palpitar de mi vagina que se abre nuevamente rendida ante tu talismán tan sagrado para mí... con ella puedo dominar tu cara... embeber tu boca... hipnotizar tu lengua... embrujar tus dedos... encantar tu verga... conjurarte entero... y a la vez postrarme ante tí con mi deseo de recibir obscena tu néctar espeso... ese que fermenta, que licua la espera... que me hace sentir tan mujer, tan puta, tan perra...tan plena....