14.5.12

Mirada franca, cálida, boca de suspiro, manos sedientas, piel de tormento... demonio que peca con mi deseo, ven y reescribe mi historia con tu pincel de fuego, llega con tu lengua vifida y recorre mi cuerpo, traza con la misma, la nostalgia de un recuerdo y borra con tus labios la huella de otros besos.

Dios de fuego, de letras sin tiempo, ven y piérdete conmigo en medio del silencio, palpita en mi mente, arrebata mis pensamientos, quédate a mi lado, exculpa mis mentiras y conoce mis sentimientos.



Tardes incógnitas perdida entre letras... y silencios